Rios/Chaves: sin margen de error

10487375_10152744056428243_3128413166603719706_nDiego Gabriel Chaves (23-1, 19 KO) tendrá la oportunidad de redimirse en los Estados Unidos éste sábado por la noche, cuando enfrente a Brandon “Bam Bam” Rios (31-2-1, 23 KO) en el Cosmopolitan de Las Vegas. “La Joya” estuvo a punto de quedarse sin pelear por problemas de visa.

Mucho cambió para Rios en el último año y medio. De invicto con 31-0 a dos derrotas consecutivas y un dóping positivo. Aunque convengamos que boxeadores como Rios no se nutren unicamente de victorias, lo suyo es dar espectáculo. El tipo sube al ring a fajarse, de una, no le importa nada. El año pasado declaró que para él el boxeo es mejor que el sexo y que cada golpe que recibe es como un orgasmo (?) Loquito total. Bam Bam es un peleador lento y súper agresivo que basa su boxeo en meter presión y pelear en la corta distancia. Por adentro es donde Rios se siente más cómodo, ahí hace valer su polenta y su tamaño y no tiene drama en comerse dos o tres bollos con tal de meter una mano de las suyas. Su mandíbula debe estar entre las mejores cinco de la actualidad libra por libra, pero las piñas no son caramelos. Rios entretiene y es difícil que vayas a verlo en una pelea aburrida, sí, pero por su estilo parece predestinado a terminar mal. A lo Gatti, Corrales, o Valero.

Bam Bam viene de tres guerras, dos contra Alvarado (una para cada uno) donde se mataron a trompadas y, la más reciente, con Pacquiao que le dio una paliza, lo molió a palos. Esperen secuelas. Físicamente, Rios es un tipo desordenado al que le cuesta muchísimo dar el peso, cualquiera que sea. Antes de esas tres peleas que contábamos dejó vacante dos veces un cinturón de las 135 libras por pasarse en la balanza. Hoy en las 147 parece una bolsa. Aunque asegura que para éste campamento se puso las pilas como nunca, respetó la dieta y no hizo boludeces. Se verá. El gimnasio de Robert Garcia, también entrenador del Chino Maidana entre otros, viene de largar a su preparador físico, Alex Ariza, tan cuestionado por sus métodos y por su personalidad como efectivo para la puesta a punto de sus pupilos. ¿Tendrá alguna incidencia esto en Rios? En Maidana ya lo sabemos. La salida de Ariza desató una crisis interna en el equipo del santafesino que de última derivó en el alejamiento de Hugo Basilotta, asesor y auspiciante del Chino con su marca de alfajores. Acá publicidad no hacemos salvo que la pongan (?)


LEER TAMBIEN

Ranking p4p actualizado – Agosto/14


Para Chaves es una oportunidad de oro. Hace un año daba un paso en falso en San Antonio al perder por nocaut en diez asaltos con Keith Thurman. El bonaerense se quedó corto esa noche y no le alcanzó el esfuerzo contra un rival durísimo. Pero aún en la derrota dejó una buena imagen, tanto es así que le aparece esta nueva chance en el exterior en un momento inmejorable. Top Rank tiene un plantel de pesos welter algo corto y un triunfo dejaría bien posicionado a “La Joya” para seguir peleando en Estados Unidos. Pero primero lo primero. El argentino necesita hacer las cosas muy bien ante Rios, estar perfecto físicamente y dispuesto a laburar durante toda la pelea porque enfrente tendrá a una mole imposible de noquear.

i

Chaves ciertamente no tiene la movilidad de Manny Pacquiao, ni su intensidad ni su repertorio en ataque, pero así y todo él y su equipo tienen cosas para aprender de lo que fue Pacman/Rios. Ese fue un combate especial para el filipino que venía de ser noqueado por Marquez y ahí Pacquiao mostró compromiso total para con un plan de pelea. Si “La Joya” pelea con inteligencia y se mantiene enfocado durante los diez asaltos, si logra imponer la distancia que le conviene y lo obliga a Rios a tener que desplazarse mucho, el americano puede ser un rival ganable. En cambio si deja que Bam Bam le achique el ring y le tire el camión encima o si sale a hacerse el loco y prenderse en un mano a mano, chau, nos vemos el año que viene en Caseros o en Malvinas Argentinas.

Un detalle no menor será constatar qué impacto tuvo en Chaves todo este asunto de la visa en la semana previa a la pelea. Hubo, y todavía persiste, un problema a nivel mundial con la emisión de visas para ingresar a Estados Unidos y uno de los afectados fue Chaves, que hasta el miércoles al mediodía no tenía su pasaporte visado y se creyó que no podría viajar a Las Vegas para el combate. Un remplazo, José Zepeda, ya había sido designado para cubrir la vacante. Pero Bob Arum salvó el evento a través de una palanca con Harry Reid, Senador por el Estado de Nevada, quien intercedió para que se le diera prioridad al trámite de un tal Diego Gabriel Chaves en la embajada norteamericana en Buenos Aires. A último momento “La Joya” obtuvo la visa, se subió a un avión y aterrizó en Las Vegas el jueves. Llegar con tan poca anticipación para aclimatarse y dar bien el peso, más los nervios y la ansiedad que le habrá generado a Chaves toda la situación es, en este nivel, dar ventaja. Veremos cuánta. Un rato antes, Jessie Vargas (24-0, 9 KO) expone su cinturón de los súperligeros ante el ruso, también invicto, Anton Novikov (29-0, 10 KO). Televisan TyC Sports y Golden TV desde las 22h.

Kovalev-Caparello_RiosChaves_576x324_v1

Mientras tanto en Atlantic City, Sergey Kovalev (24-0-1, 22 KO) uno de los noqueadores más temibles del momento, tiene una pelea facilonga contra el desconocido Blake Caparello (19-0-1, 6 KO), de Australia. Un centro para que el ruso se luzca y siga noqueando. A esta altura Kovalev tendría que estar peleando con Adonis Stevenson pero el canadiense le rajó. Firmó con Al Haymon y Showtime sabiendo que si hacía esa movida trababa la pelea que todos querían ver, frente a Kovalev. Una desgracia, pero en los últimos días empezó a sonar muy fuerte la chance de que Kovalev unifique cintos hacia fin de año con el gran Bernard Hopkins, una pelea que hasta hace un par de meses era impensada por la bronca entre HBO y Golden Boy y que hoy sería la que restablezca las relaciones entre la señal de cable y la promotora de Oscar De La Hoya. Transmite Space desde las 21:30.

e.b.