Round 13

mayweather-maidana (5)

Floyd Mayweather (47-0, 26 KO) volvió a ganarle en la revancha a Marcos Maidana (35-5, 31 KO), y esta vez no dejó ningún tipo de dudas. Fue una continuidad del primer combate, podría decirse el round 13 de la pelea de mayo. Una tarjeta le dio el triunfo a Money por 115-112 y las dos restantes por 116-111.

No pudo ser para El Chino. Al santafesino le faltó la intensidad que complicó a Mayweather en mayo y Floyd, por su parte, hizo todos los ajustes necesarios para evitar sobresaltos. Se suponía que sería más fácil para él esta vez y así fue. Cerebral, siempre encuentra una manera de ganar y por eso es el mejor en esto, aunque aburra minimizando riesgos y emociones.

Algo no anduvo bien durante el campamento en Oxnard. Ya habíamos planteado reservas con respecto al cambio de preparador físico. Robert García prometió mejoras con la entrada de Raúl Robles al Team Maidana pero lo cierto es que El Chino se pinchó incluso antes que en mayo, aún cuando tiró unos trescientos golpes menos que en la primera pelea, según Compubox. La estrategia de subir al ring más liviano (Maidana pesó 155 libras anoche, ocho menos que la vez pasada) para ganar durabilidad y continuidad en ataque tampoco resultó. ¿Cuánto influyó la salida de Alex Ariza? Quizás con el correr de los días esto se vaya develando.

mayweather-maidana (17)

Esta vez Mayweather se valió mucho más de sus piernas para usar todo el ring y evitar que Maidana lo llevara contra las cuerdas. Viejo es el viento y sigue soplando. Trabajó bien con su jab y en golpear al cuerpo del argentino para ir mermándolo. A no buscar excusas en el réferi porque el arbitraje de Kenny Bayless no fue determinante en absoluto. Anoche Mayweather creció con respecto al primer encuentro y El Chino involucionó, podríamos ponerlo así de simple y con eso alcanzaría.

Apenas dos buenos pasajes de pelea para Maidana, sobre la campana del tercer asalto cuando conectó una derecha que aturdió a Mayweather y algo más en el cuarto round, el único momento en que pudo aplicar una presión semejante a la de mayo. En el octavo episodio, Maidana, visiblemente frustrado por la superioridad del campeón, le mordió el guante izquierdo. Zafó porque Bayless no pudo verlo desde su posición. Dos rounds más adelante, en el décimo, el árbitro le descontó un punto por palanquear a Mayweather y tirarlo al piso. El Chino ni se quejó.

Floyd Mayweather vs Marcos Maidana

¿Qué es lo que viene para cada uno? Floyd tiene firmadas dos peleas más con Showtime. Podrían ser las últimas de su carrera, según dijo. También habló de tedio y falta de pasión por el boxeo. Le preguntaron por Pacquiao y volvió a contestar con evasivas, nada nuevo por allí. Su vuelta al ring podría no ser en mayo si Cotto y Canelo le ganan de mano la tradicional fecha de La Batalla de Puebla. Para Maidana, descanso. Viene de una seguidilla de combates tremendamente exigentes y costará encontrar la motivación y el hambre luego de pelear dos veces contra el número uno.

La tarjeta:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 TOTAL
Mayweather 10 10 10 9 10 10 10 10 10 9 10 9 117
Maidana 9 9 9 10 9 9 9 9 9 9 9 10 110

e.b.

Anuncios

Rompelo todo, Chino (II)

BtQKmiEIgAA8BqZPor segunda vez en 18 años de campaña Floyd Mayweather (46-0, 26 KO) concede una revancha. Eso de por sí sólo ya es todo un reconocimiento para Marcos Maidana (35-4, 31 KO), pero El Chino no se conforma con elogios e irá por la hazaña al MGM de Las Vegas.

Las polémicas quedaron atrás. Pasaron las semanas, primó la sensatez y ya no queda nadie que discuta la victoria de Mayweather. Al mismo tiempo hay un consenso con respecto a que Maidana planteó la batalla más competitiva que alguien le haya dado al número 1 desde José Luis Castillo, hace doce años. Pero si en mayo no le alcanzó, ¿qué ajustes debe hacer el santafesino esta vez para anular la superioridad de Floyd?

A esta altura de su carrera, Maidana es un boxeador que ya está moldeado. Podrá corregir algunas cosas en el gimnasio, trabajar otras nuevas, pero al final es un peleador hecho, que no va a cambiar su estilo en ocho semanas de campamento. Ni falta que hace. Lo que Maidana precisa hoy es aumentar su durabilidad. Los ajustes tienen que venir necesariamente por el lado de la preparación física. Si se quiere tener alguna oportunidad de ganarle a Floyd Mayweather, es absolutamente indispensable estar entrenado para rendir doce asaltos al 100%. Creo, en ese sentido, que Alex Ariza era la persona indicada para trabajar con Maidana. Sin embargo, el colombiano no se ha caracterizado exclusivamente por ser un profe con grandes resultados (Pacquiao, 2008 a 2013) sino también por ser un tipo conflictivo. Por alguna interna, aparentemente sin retorno, Ariza fue echado del gimnasio de Robert García en Oxnard, donde El Chino se entrena desde mediados de 2012. Su pasado lo condena. Antes, Ariza también había sido despedido por Freddie Roach de su Wild Card Gym de Los Angeles.

93_0_3411054_ph-workout046_800x600Nadie del Team Maidana se empeñó demasiado en aclarar qué pasó. Tampoco aportó nada el periodismo, que volvió a hacer silencio por su cercanía con los protagonistas. Que Ariza es un mercenario, se sabe ahora y se sabía antes. De hecho ya apareció un par de veces en el campamento de Mayweather ayudando a Floyd con sus estiramientos. Cero códigos. Pero el que pierde con esta situación es Maidana. Ponerse a las órdenes de un nuevo preparador requiere tiempo para conocerse y adaptarse a otras formas de trabajo. Ojalá salga bien, pero pasar por todo eso antes de una pelea tan trascendental no parece ser lo más conveniente. Ahora, la función de PF de Maidana recayó en el tijuanense Raúl Robles, quien en su momento trabajara con Antonio Margarito y Erik Morales, entre otros campeones del mundo. Queda ver qué impacto tendrá todo esto en el rendimiento de El Chino el sábado 13 y si convenía dejar ir al mejor preparador físico que tiene hoy por hoy esta actividad.


LEER TAMBIÉN

Mayweather/Maidana I: Con las botas puestas


¿Vale la pena repasar peleas anteriores de Mayweather? ¿Hay algo que Maidana y su equipo puedan sacar en limpio de ahí? Definitivamente sí. Por ejemplo, la destreza de Castillo para achicarle distancias a Floyd variando su propia estatura, metiéndose agachado en la corta, bien bajito, para no darle un blanco vertical fijo al jab de “Money” que por momentos al apuntar tan abajo quedaba regalado arriba a los volados de contra de JLC. Ahí puede haber algo a imitar y mecanizar, aunque aquel Mayweather tenía 18 combates menos de experiencia sobre el lomo. Algunos opinan que “El Temible” de Sonora le ganó a Floyd aquella vez de abril de 2002. Personalmente, esa pelea yo se la doy a Mayweather por dos puntos, 114-112 con los descuentos del réferi Vic Drakulich (el mismo que descalificó a La Joya Chaves el mes pasado en su combate frente a Brandon Rios).

floydcastillo¿Es imbatible Mayweather? ¿Nadie más lo exigió a fondo? Hay que rascar el fondo de laolla para encontrar alguna otra situación suya en apuros arriba de un ring. Oscar De La Hoya logró sacarlo por momentos de su zona de confort jabeando y yendo al frente, pero el Golden Boy empezó a gotear nafta en el último tercio de pelea y se quedó sin resto. ¿Quién más? Miguel Cotto lo presionó bien un ratito y nada más y Shane Mosley acertó con un bollo que lo dejó tecleando por unos instantes. Pará de contar. Aunque claro, no se puede soslayar que Floyd ha sabido elegir muy bien a cada uno de sus rivales en el momento indicado. Y que puso y sigue poniendo todo tipo de excusas con tal de no enfrentar al único boxeador capaz de discutirle el número uno, Manny Pacquiao. Hoy, a sólo tres peleas de terminar su vínculo con Showtime y retirarse, el legado de Floyd no emociona.

Hay quienes creen haber notado indicios de retroceso en Mayweather en la pelea de mayo, como si finalmente estuviera alcanzándolo el paso del tiempo. Yo sinceramente no lo veo así. Creo que su boxeo, su dedicación al entrenamiento y su condición física siguen ahí y que a los 37 años está entero y sigue siendo el mejor. Tampoco le creo cuando dice que se dejó pegar un poco por Maidana para darle a la gente el espectáculo que querían, eso es basura. Sí pienso que Mayweather pudo haber subestimado un poco/bastante a El Chino. En realidad creo que su ego no le permite entender lo poco que le importa a Maidana quién es Floyd Mayweather. Esto es algo que diferencia al de Margarita de los otros retadores, que generalmente se obnubilan y están los doce rounds pensando cómo tirar una piña sin quedar en ridículo. Descuento que Maidana respeta a Floyd boxeador pero estoy seguro también deque a El Chino le importa cero todo el circo, que el personaje no lo intimida, que está más allá de los autazos, las mujeres, los guardaespaldas, Justin Bieber, los escándalos y todos los jueguitos mentales que propone Mayweather para promocionar sus peleas. Esa, tal vez, y no otra, sea la mayor fortaleza de El Chino de cara a esta revancha.

93_0_3411054_ph-workout005_800x600

Hablando de juegos mentales: Tema guantes; cronología de los hechos. Maidana quería pelear en mayo con un juego de Everlast MX de ocho onzas rellenos con espuma y pelo de caballo, totalmente válidos. Son guantes diseñados especialmente para que la pegada haga más daño, a diferencia de los que están rellenos sólo con espuma y son más acolchados. Mayweather en persona se probó esos guantes y los objetó a las puteadas, argumentando que eran peligrosos por no tener suficiente relleno en la zona de los nudillos. La comisión técnica del Estado de Nevada hizo lugar a su protesta. Acto seguido, el Team Maidana presentó un par de guantes igual al primero, mismo modelo, mismo relleno compuesto, que sólo difería de los anteriores en el color (aquellos celestes, estos rojos). Floyd también pataleó por estos, pero ahí la comisión técnica no lo respaldó. El Chino podría finalmente pelear con sus guantes. Bueno, no. Hubo negociaciones contra reloj entre las escuderías y Mayweather “compró” una clausula de último momento. Maidana subiría a pelear con guantes que no eran los MX de su preferencia sino unos Powerlock, también marca Everlast pero rellenos sólo con espuma. Que quede claro lo siguiente, Maidana no perdió la pelea por no pelear con sus guantes favoritos, pero Nevada lo autorizaba y si tan determinantes eran para él podría haberlos usado. Su equipo entregó ese derecho en una mesa de negociaciones a cambio de algo, presumiblemente dinero, así que marche preso y a no quejarse. Al momento de postear esto todavía no se sabía con qué guantes pelearían esta vez. ¿Francamente? No creo que le importe a nadie. La primera pelea jamás estuvo en duda, más allá del parte alarmista que daban algunos cachivaches desde Las Vegas.

46_0_3405168_ph-fight029_800x600

Otra cuestión a la cual se le está dando mayor trascendencia de la que tiene es este asunto de qué títulos estarán en juego la noche del 13. Mayweather, en su condición de boxeador taquillero y número 1 libra por libra, recibe tratamiento preferencial por parte de los organismos que le permiten, por ejemplo, tener cinturones en dos divisiones diferentes, welter y súper welter en este caso. Un disparate. Yo en estos casos sugiero no darle bola a todo esto porque es imposible seguirle el rastro a cada uno de los cinturones que rifan las asociaciones, y además porque es inútil, no sirve más que para legitimar títulos inventados, interinatos, campeones regulares y hasta súper campeones. Si la prensa especializada hiciera un esfuerzo por recuperar e imponer el concepto del campeón lineal por sobre estos títulos de papel el boxeo sería un lugar bastante más sano, pero soñá con que un periodista vaya a tirarse en contra de las entidades, a ver si todavía no lo invitan a la convención de fin de año a sacarse fotos y comer de arriba. En fin, sería histórico y muy lindo que El Chino gane y capture todos esos títulos pero nadie va a ver o dejar de ver la pelea, ni acá, ni allá, ni en ninguna parte, por los cinturones que haya en juego.

Vamos cerrando. ¿Qué se puede esperar del combate? Como dije más arriba, lo físico será un factor decisivo. Cualquier chance de Maidana, hasta la más remota, dependerá de que esté mejor preparado que en mayo. Si además Mayweather, como especularon algunos, está empezando a apagarse y el argentino puede aprovecharlo, ojalá, bienvenido sea. Otra vez, El Chino tendrá que mantenerse muy activo, tirar y tirar, aunque a veces esto implique recibir dos golpes a cambio de meter un trompazo de los suyos. Es así, la cautela no paga contra Mayweather. Maidana necesita llevar la pelea al terreno que más le conviene, arrastrar a Floyd lejos del centro del ring, ser ese rival incómodo lo más que pueda y no dar lugar a que Mayweather le tome la mano. Será indispensable además que El Chino esté enchufado y no lagunee. Esto tampoco será fácil. Maidana viene de una seguidilla de peleas muy exigentes y mantener el hambre y la motivación después de tantos meses de entrenamientos y concentraciones fuera de casa seguramente sea un desafío extra para él y para su equipo.

El 3 de mayo pasado, Maidana se quedó corto y sobre el final Mayweather puso piloto automático hacia un triunfo por puntos. ¿Qué nos deparará esta vez? ¿Será el round 13, la continuidad del primer combate con un Floyd adaptado a todo y en control? ¿O podrá El Chino convertirlo en el round 1 de una revancha diferente, bajo sus condiciones? Todas las respuestas, el sábado cerca de la medianoche.

**Televisa Combate Space a partir de las 21h y TV Pública desde las 23h**

e.b.