Nunca se fue

En una pelea que terminó siendo bastante más competitiva de lo que uno esperaba, Manny Pacquiao (59-6-2, 38 KO) venció por puntos en fallo unánime a Jessie Vargas (27-2, 10 KO) y recuperó el título welter de la OMB. 114-113 (Moretti), 118-109 (Trowbridge) y 118-109 (Feldman), las tarjetas. 

Siete meses después de anunciar su retiro para dedicarse de lleno a la política, el campeón en ocho divisiones Manny Pacquiao dejó por un rato su oficina en el senado filipino y volvió a pelear. Le ganó bien a Vargas (115-112 en mi tarjeta) que estuvo a la altura de los acontecimientos y dio batalla hasta el final.

14980683_10154810169968243_9002494349563209379_n

Tras un primer round de estudio y tanteo, comenzó a brillar el Pacman. Repiqueteó por todo el ring, volaba. Pegaba y salía para los costados, indescifrable para Vargas que en el segundo round se comió una zurda recta y terminó sentado en la lona. En el tercer asalto también hubo señales de un Pacquiao vintage, rápido, agresivo, afiladísimo. Hasta se tomó un segundo en plena acción para ver a Floyd Mayweather sentado en el ringside, sonreirle y levantarle las cejas, como preguntando por una revancha.

A partir del cuarto episodio Manny bajó la intensidad y Vargas pudo ordenarse y asentar un poco su plan de pelea inicial, aquel que Pacquiao le había tirado por la ventana con un arranque feroz. Vargas puso bien adelante su pierna izquierda y aseguró la distancia que más le convenía y que le permitió, cada tanto, sacar alguna derecha bien voleada que mantuviera a raya al senador filipino.

Hizo la mejor pelea que pudo Jessie Vargas, y fue más de lo que yo imaginaba en la previa. Tuvo corazón para reponerse de un arranque totalmente adverso y aunque su producción no haya sido espectacular no creo que él mismo pueda reprocharse nada. Simplemente le tocó a enfrentar a alguien mejor que él, que lo dominó con su velocidad y con la experiencia de 24 peleas mundialistas. Las esperanzas de Vargas dependían no sólo de dar su mejor actuación a la fecha sino también, y ante todo diría, de que Pacquiao tuviera al fin esa noche en que se viera viejo y más un político y un filántropo que un boxeador. No tuvo suerte Vargas, Manny demostró que todavía tiene cuerda para algo más.

14900416_10154810168963243_6034726816563875714_n

No sé cómo lo iría a éste Pacquiao hoy contra rivales de élite. Vargas no lo es; es un buen boxeador de segundo nivel y punto. Esto no le quita ningún mérito al triunfo ni a la vigencia del filipino, que a esta altura de su carrera podría seguir peleando contra tipos como Vargas un par de años más y por mí estaría todo bien. De hecho, si me apuran, creo que Pacquiao está entre los tres mejores boxeadores del año, junto con Carl Frampton y con quien gane la pelea entre Sergey Kovalev y Andre Ward, en dos semanas. El Pacman volvió de una cirugía y dominó a un top 3 (Bradley) y a un top 10 (anoche) de su categoría, y todo mientras pateaba su país para ganar una elección. Eso es mucho más de lo que otros jóvenes campeones produjeron éste año peleando poco o mucho pero contra rivales falopa. Para mí vale mucho más ésta victoria de Pacquiao sobre Vargas que la de Canelo ante Khan, por ejemplo, o la de GGG sobre Brook.

LA TARJETA DE ROUND CERO

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 TOTAL
Vargas 10 8 9 10 10 10 9 9 9 9 10 9 112
Pacquiao 9 10 10 9 9 9 10 10 10 10 9 10 115

Voy cerrando. Respeto para Jessie Vargas y ganas de ver a Pacquiao en algún momento del año que viene dedicándose ciento por ciento al boxeo durante ocho semanas para pelear con Terence Crawford, o con el ganador de Thurman/Garcia. No veo por qué una revancha con Mayweather podría ser diferente a la primera, pero si se hace yo me anoto.

Mientras tanto, le queda poco a 2016, un año lastimoso para el boxeo. Al menos lás ultimas semanas va a haber acción. Kovalev/Ward el 19 de noviembre y Lomachenko/Walters, el 26. Y en diciembre la postergada entre nuestro Jesús Cuellar y Abner Mares de Mexico, el 10, y la despedida de un grande de todos los tiempos como es Bernard Hopkins, el 17. Esperemos que esta seguidilla que comenzó con Pacquiao/Vargas marque un repunte y que el boxeo en 2017 vuelva a recuperar algo de brillo.

e.b.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s